Aquí, ahora y en todas partes

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) transforman de manera acelerada las costumbres y, en el fondo, cambian la vida de millones de personas. Puede comprobarse esto en los cultos de las iglesias, donde se pide apagar los teléfonos móviles, pese a lo cual siempre suena un celular justo en el momento más sublime y culminante del servicio.

Están aquellos que usan el móvil para comunicarse durante el culto, los que leen la Biblia en el celular y los que estudian las Escrituras en tabletas informáticas.

Observe que no he nombrado todavía a la PC, la computadora personal, sino a equipos que están en la palma de la mano y en los bolsillos o carteras de las personas.

Antes la PC era el único medio tecnológico, y la experiencia con las TIC estaba delimitada en un espacio físico (el escritorio), en un horario determinado (el del trabajo). Pero hoy ese escenario es móvil y no tiene casi límites. Así, cambia nuestro modo de estar presentes y ausentes cada día. Podemos en medio del culto interactuar con personas que están lejanas del templo.

Daniel La Barbera, presidente de la Sociedad Italiana de Psicotecnología y Clínica de los Nuevos Medios, afirma que cuando nos comunicamos en tiempo real por Internet, como por ejemplo a través del chat, “nuestras disposiciones emotivas cambian respecto de lo ordinario. Internet, las redes sociales y los celulares se han convertido en facilitadores emocionales. Nos hacen decir cosas que en un encuentro personal de viva voz jamás diríamos. Pero así -advierte- las emociones no se consolidan. De allí entonces la dispersión relacional y la incapacidad de vivir relaciones profundas y estables”.

Nos habituamos a estar con una persona, pero en forma simultánea a estar en otra parte. Y hay peligros. Por ejemplo, no sabemos más conversar, ser pacientes, escuchar respetando los tiempos de nuestro interlocutor, y corremos el riesgo de perder la profundidad en las relaciones.

Una aclaración necesaria: el hecho de que se pueda abusar de un instrumento, de un medio, de una costumbre, de una conducta no quiere decir que sean malos en sí. Pero la distinción entre uso y abuso debe ponernos en alerta. El desafío es usar las TIC con sabiduría y hacerlas verdaderos instrumentos de nuestro crecimiento personal y no convertirnos en apéndice de un celular o tableta, por más útil que ésta sea.

César Dergarabedian (www.pulsocristiano.com.ar)

Silencios que hacen ruido

Un vicepresidente que no renuncia a sus fueros pese a estar acusado de negociaciones incompatibles con su cargo, de “lavar” dinero y de enriquecimiento ilícito, con jueces y fiscales que son apartados o renuncian sugestivamente ante las causas relacionadas con estas acusaciones.

El fenomenal crecimiento del patrimonio de la presidente Cristina Fernández que, en casi una década, pasó de menos de 7 millones a más de 70 millones de pesos.

Un programa de viviendas de uno de los principales socios políticos del Gobierno que nunca se concreta con fondos millonarios que se pierden en los bolsillos de los funcionarios.

La destrucción de la confiabilidad del organismo especializado en medir el costo de vida y que hace años que miente sistemáticamente sus estadísticas.

La negación de dos realidades que afectan, primero que a nadie, a los pobres: la inseguridad y la inflación.

La descalificación de los oponentes, la utilización del canal público de TV como recurso de propaganda partidaria, la creación de una prensa oficialista a partir de abultados presupuestos de publicidad.

La administración kirchnerista (2003-2012) ha creado una nueva realidad en la Argentina: logró dividir la sociedad entre buenos y malos, es decir entre “nosotros y ellos”, una simplificación de la vida que se resume entre lo “nacional y popular” de un lado y los “cipayos y traidores” del otro.

Nada de esto, sin embargo, merece un comentario, denuncia o crítica de iglesias y organizaciones evangélicas. Especialmente de aquellas que tienen una historia de opinión y participación en las cuestiones públicas. Hace ruido tanto silencio. ¿Por qué será? ¿Será por un deseo de pacificar los espíritus? ¿O porque existe una coincidencia ideológica con el Gobierno nacional?

No hay problema en tener una ideología, si alguna dirigencia eclesiástica desea tenerla, salvo cuando esas coincidencias obligan a tapar el sol con las manos y ver la realidad con un solo ojo.

Son los hombres y mujeres de fe los primeros que deben anhelar la verdad y decirla sin ambages aunque el destinatario sea el Gobierno de sus amores.


David Kohler (www.pulsocristiano.com.ar)

Impactante Mensaje a la Juventud

Impactante Mensaje de Paul Washer a la Iglesia de hoy.

Predicación imperdible subtitulada en español.

El Matrimonio – El Ministerio Principal

Comparto este maravilloso estudio sobre el Propósito de Dios para El Matrimonio.

El Matrimonio – El Ministerio Principal por Paul Washer.

CUMBRE 3D

La Nueva Escuela Evangélica “Ricardo Zanino” y VIVIR LA BIBLIA te invitan a la CUMBRE 3D, un encuentro especial pensado para padres, maestros y líderes de niños y adolescentes.

3D quiere decir: DIRECCIÓN, DESAFÍO y DECISIÓN.

Será el sábado 17 de marzo de 2012, a partir de la hora 09:00 en la Nueva Escuela Evangélica Ricardo Zanino, sita en Mariano Acosta 700 (a la altura de Av. Rivadavia al 21800), Ituzaingó, Pcia Buenos Aires. La escuela se encuentra a pocas cuadras de la estación de trenes Ituzaingó de la línea del Sarmiento.

 

CUMBRE 3D¡Haz clic en el Afiche para descargar una copia, imprimirlo y compartirlo con tus amigos!

Continuar leyendo