NACER DE NUEVO…

Biblia-Luz-Manos

NACER DE NUEVO PARA ENTONCES CREER

La Palabra de Dios muestra claramente como es el orden en el proceso de la salvación.

Muchos intentan, porque no pueden aceptar la soberanía de Dios, torcer este plan (CREER PARA NACER).

Obviamente, nuestra salvación no depende de esas falsas interpretaciones, sino de lo que El Creador ha establecido de una vez y para siempre.

Jesucristo dijo: «De cierto, de cierto les digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no será condenado, sino que ha pasado de muerte a vida.» San Juan 5:24

EL QUE OYE (LA PALABRA), CREE (AL ETERNO), TIENE VIDA ETERNA Y NO SERÁ CONDENADO. HA PASADO DE MUERTE A VIDA.

Ahora bien, ¿Quién puede oír? ¿Será que un muerto puede?

“Así que la fe proviene del oír, y el oír proviene de la palabra de Dios.” Romanos 10:17

“Entre los fariseos había un hombre que, entre los judíos, era muy importante. Se llamaba Nicodemo. Éste vino de noche a ver a Jesús, y le dijo: «Rabí, sabemos que has venido de parte de Dios como maestro, porque nadie podría hacer estas señales que tú haces si Dios no estuviera con él.» Jesús le respondió: «De cierto, de cierto te digo, que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.»” Juan 3:1-3

Lo que no entendía Nicodemo, porque NO PODÍA, era que él debía nacer de nuevo pues estaba MUERTO. Nosotros, como todos los seres humanos, venimos a este mundo en una misma condición: MUERTOS

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un solo hombre, y por medio del pecado entró la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” Romanos 5:12

Es Dios mismo quien nos da vida para que, ENTONCES, podamos oír Su Palabra.

“A ustedes, él les dio vida cuando aún estaban muertos en sus delitos y pecados” Efesios 2:1-2

PARA MEDITAR:

“Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas” Juan 10:11 

“Yo soy el buen pastor. Yo conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí” Juan 10:14 

“Si ustedes no creen, es porque no son de mis ovejas.” Juan 10:26 

“Las que son mis ovejas, oyen mi voz; y yo las conozco, y ellas me siguen.” Juan 10:27 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.